>
 
           

 

ÚLTIMA HORA
En breve ampliamos
Mayo
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31
F1
 

El fichaje de Sergio Pérez por Red Bull, ¿síntoma de que algo no va bien en el Red Bull Junior Team?

La mala gestión por parte de Helmut Marko y su equipo del Red Bull junior ha empujado al equipo a firmar a alguien fuera de su programa de jóvenes pilotos

20/12/2020 | Bernabé Ramírez | Fotos: Red Bull Content Pool/Carl Bingham | Leído: 765

Hace tres días, el pasado viernes, Red Bull confirmó la llegada de Sergio Pérez a su equipo. El fichaje del mexicano rompía con la norma de la casa austriaca de firmar a pilotos externos a su Red Bull Junior Team que habían nutrido al equipo y es el primer piloto desde 2007 (aunque el caso de Max Verstappen podría ser debatible) que no ha pasado por el programa formativo de la marca.

Lo cierto es que el fichaje de Pérez no es algo que nos pueda pillar de sorprendidos. Más bien es la evidencia de una serie de errores cometidos por el equipo junior de Red Bull en los últimos años en la gestión de jóvenes pilotos. En las tres últimas temporadas han encontrado parches como Daniil Kvyat y Brendon Hartley pero ha llegado un punto en el que no había pilotos junior suficientes para acompañar a Verstappen y han tenido que recurrir a Pérez.

Pierre Gasly y Alexander Albon no cumplieron con las exigencias de Red Bull, a pesar de que el rendimiento del último fue bastante aceptable a finales de 2019 y en parte de la temporada 2020. A esto se le sumó la repentina marcha de Daniel Ricciardo en 2018, pero creo que el problema está más en la base del equipo que en los pilotos de Red Bull o Alpha Tauri. Es decir, es normal que Ricciardo o Carlos Sainz hayan decidido abandonar la estructura para afrontar otros proyectos o que Albon y Gasly no den el rendimiento deseado, pero si tienes una buena cantera no tienes por qué tener problema ya que tienes pilotos bajo tu nómina que puedan dar el salto.

Sin embargo todo se torció en los últimos años con una mala gestión del proyecto de jóvenes promesas que han empujado a la marca de bebidas energéticas a esta situación en la que han tenido que recurrir a un piloto que no ha formado parte del Junior Team.

En mi opinión, las razones de la mala gestión han sido por la falta de paciencia y escoger a muchos pilotos, algunos de ellos de dudosa calidad. Comenzamos por el primer punto, la falta de paciencia. Desde la llegada de Verstappen al equipo principal hemos visto lo que parece una continua búsqueda de otro piloto del talento del neerlandés y que el margen para que el piloto demuestre su talento es un año o dos. Empiezo con Callum Ilott. El británico aterrizó en 2015 al programa, un año después que Verstappen, y dio el salto del karting al Campeonato de Europa de F3 con Carlin. En una parrilla de 30 pilotos por carrera, Ilott concluyó 12º absoluto, 7º entre los novatos (entre los que estaban Charles Leclerc, George Russell o Alexander Albon, pero éstos tenían varias temporadas de experiencia en otros campeonatos) y un tercer puesto como mejor resultado. Sin embargo, esta prometedora temporada no fue suficiente para Marko y a finales de 2015 acabó fuera del programa.

red_bull_junior_team_2015

Otro caso es el de Luis Leeds, que aterrizó en el programa para 2016 tras marcar la pole y ganar una carrera de promoción de la F4 mexicana 2015 en el Autódromo Hermanos Rodríguez bajo la mirada de la F1. Marko reclutó al australiano para colocarlo en la F4 británica en 2016 pero sus resultados no fueron los esperados y salió por la puerta de atrás a pesar de terminar tercero y llegar con opciones al título en la última ronda.

Ese año firmaron a Richard Verschoor en unas condiciones similares: impresionó en Sochi ante los ojos de Marko, que le plantó un contrato ipso facto para aterrizar en el Junior Team. El neerlandés arrasó tanto en la F4 española como en la F4 noreuropea ante pilotos de contrastado talento en karting. Su siguiente paso fue la Fórmula Renault 2.0 pero no cumplió con las expectativas al concluir 9º absoluto y 4º entre los novatos en un campeonato bastante competitivo. No fue una temporada para tirar cohetes, pero sí que en líneas generales fue bastante buena ya que Verschoor no cometió muchos errores y fue un asiduo en los puntos.

Podríamos seguir con otros casos como los de Patricio O´Ward, Dan Ticktum o Niko Kari por citar los casos más recientes, que cuajaron buenas temporadas en su primer año en el Red Bull Junior Team, pero fueron insuficientes para Marko y su equipo. De cara a 2021 temo que pilotos como Dennis Hauger o Igor Fraga se queden fuera del programa por no rendir al nivel esperado, cuando lo que necesitarían es un segundo año en el campeonato, en este caso en la Fórmula 3.

Este último punto lo quiero relacionar con el segundo argumento o motivo, que es la llegada de pilotos de dudosa calidad. Como dice el refranero español: “Quien mucho abarca poco aprieta” y creo que eso le ha pasado factura a Red Bull al contar con un programa tan amplio. En los últimos cinco años hemos visto que han pasado por el proyecto de las bebidas energéticas pilotos como el Neil Verhagen, Sergio Sette CâmaraLucas Auer, que aterrizaron en el equipo sin un gran palmarés y tampoco demostraron nada en especial en su paso.

El americano fue campeón de la F1600 americana en 2016 y aunque su temporada en la Fórmula Renault 2.0 no fue del todo mala, luego se vio en la F3 británica que el piloto que no brillaba en exceso. El brasileño también corrió en 2016 tras acabar 14º en el Campeoanto de Europa de F3 (recordemos que ese año Ilott fue 12º) y realizar una buena actuación en el Masters of F3 en Zandvoort. Sette Câmara salió del proyecto a finales de 2016 pero este año fue llamado como reserva en caso de que alguno de los pilotos titulares se infectara por SARS-CoV-2. Para finalizar, el austriaco formó parte del Red Bull Junior Team en 2019 tras 4 temporadas en el DTM sin mucho brillo y siendo bastante irregular. Su programa fue en la Super Fórmula japonesa, donde no resaltó y este año ha firmado con BMW para correr en el DTM.


carlin_f2_2020

¿Qué alternativa le queda a Red Bull? En mi opinión darles tiempo a los jóvenes pilotos. Por supuesto hay que exigirles resultados, pero creo que éstos tienen que llegar a largo plazo. Por ello, espero que con Jüri Vips (al que la pandemia le ha torcido la temporada), Jehan Daruvala o Liam Lawson tengan algo de paciencia y mantengan su apuesta en ellos. Un ejemplo de cómo esperar y tener paciencia con un piloto es Yuki Tsunoda, que estuvo tres años en la F4 japonesa apoyado por Honda hasta que ganó el título en 2018 y que en 2021 dará el salto, o los mismos Ticktum y Ilott si hubieran continuado en el programa podrían estar en F1. 

Una estrategia puede ser afrontar un programa de jóvenes pilotos menos numeroso y centrarse en un reducido número de pilotos para que puedan desarrollarse con más facilidad y lograr así los resultados marcados. A Ferrari le ha funcionado esta estrategia y en los últimos años hemos visto como pilotos como Jules Bianchi, Charles Leclerc o Mick Schumacher han subido a Fórmula 1.



Otras noticias


Toda la información sobre mundo de la competición de rallyes

WRC
ERC
Nacional de Asfalto
Nacional de Tierra
Internacionales
Regionales
Históricos
Otros
Rallyes ONLINE
Coches de calle
Toda la información sobre el mundo de la competición en circuitos

F1
WTCC
DTM
Fórmula E
WSR
Indycar
GP2 / GP3
Resistencia / GT
CER / Clio
Otros
Coches de calle
Web pensada para ayudar a la divulgación del mundo de la competición

Dossier
Webs
Comunicados
Fotografía
Vídeos (on boards)
Redes Sociales
Web pensada para poder ofrecer diferentes productos propios y ajenos para que los aficionados los puedan adquirir

Update CMP